Me produce especial ilusión abrir el telón de esta nueva edición de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid, una actividad que se ha convertido, ya desde hace mucho tiempo, en todo un referente dentro del panorama académico, cultural y social en España y en el resto del mundo, al estar abierto a toda la sociedad en su máxima expresión. ghostwriting hausarbeit schreiben lassen nyc escort Los Cursos de Verano Complutense son en esencia eso, y lo son desde hace 35 años. No es que la universidad salga por unas semanas de su espacio, de su zona de confort para para trasladar algunos de sus conocimientos a la sociedad, sino que la universidad forma parte de la sociedad de una manera innata, además, y por lo tanto esa es su obligación. Y lo hace a través de una programación que sabe combinar casi a la perfección las materias más técnicas o humanistas con los grandes temas que marca la actividad política, social y cultural, no solo de nuestro país, sino de todo aquello que acontece en el planeta que habitamos y que afecta de una manera u otra a nuestras vidas. Somos una universidad, y somos una universidad pública. Eso quiere decir que nuestro objetivo final es el de contribuir al bien común dentro de nuestras posibilidades, tendiendo todos los puentes que sean necesarios para que el conocimiento y la cultura lleguen a todas partes y en todo momento, sin que nadie pueda verse excluido. Y eso quiere decir también que este viaje no podemos hacerlo en soledad, porque necesitamos el apoyo del mundo empresarial y también el de las instituciones, para poder presentar una oferta académica y cultural acorde con lo que le corresponde a una universidad como la que representamos. De ahí mi máximo agradecimiento al centenar de empresas e instituciones que este año también han hecho posible una nueva edición de los Cursos de Verano, por su apoyo manifiesto y tangible, algo tan importante como necesario para culminar muchos de los proyectos en los que se embarcan tanto la Universidad Complutense como su Fundación General. Les deseo con toda sinceridad una feliz estancia en las aulas estivales de nuestra universidad, la UCM, que, como muchos y muchas ya saben por propia experiencia, es su universidad, la universidad de todos y de todas.
Joaquín Goyache
Rector Universidad Complutense de Madrid