Los Cursos de Verano, más de moda con Mango

Mango, uno de los principales grupos de moda en Europa, colabora este año con los Cursos de Verano de la UCM, en una clara apuesta por la formación y el apoyo a la cultura. La directora de Comunicación Externa y Relaciones Institucionales de la compañía, Pilar Riaño, explica las razones de esta implicación por parte de la empresa que tiene al diseño y a la creatividad en el centro de su modelo, sin dejar de lado las oportunidades para el empleo o sus esfuerzos por contribuir a la sostenibilidad y la conservación del medio ambiente.

 

Cursos de Verano: ¿Qué es lo que ha motivado a Mango para colaborar este año con los Cursos de Verano de la Universidad Complutense?

Pilar Riaño: Tras varios años de transformación, Mango vive actualmente una nueva etapa de crecimiento y desarrollo. Somos uno de los principales grupos de moda de Europa y una compañía comprometida con el desarrollo social de nuestro entorno, tejiendo relaciones y alianzas instituciones y actores líderes en diferentes ámbitos. La academia, relacionada con la generación de conocimiento, es uno de estos ámbitos. La Universidad Complutense de Madrid ha sido siempre un referente dentro del mundo académico, contribuyendo a mejorar la transmisión de conocimiento, la investigación y la formación integral humana. Por ese motivo, cuando se nos presentó la oportunidad de poder ser colaboradores oficiales de sus Cursos de Verano, no lo dudamos ni un momento puesto que esta 35 edición, además, cuenta con más de 80 actividades entre cursos y eventos artísticos.

 CV: ¿Qué valoración puede hacernos respecto a esa colaboración hasta el momento?

PR: La relación de colaboración con la Fundación General de la Universidad Complutense de Madrid ha sido muy buena desde el principio. Nos ha facilitado las gestiones, han sido flexibles para adaptarse a las necesidades y realidades de nuestra empresa y nos han permitido involucrarnos y participar en todos los procesos de toma de decisiones, contando y apreciando nuestra opinión como socios colaboradores.

CV: ¿Es frecuente la relación de Mango con el ámbito universitario?

PR: Sí. La relación histórica de Mango con el ámbito universitario ha sido más bien discontinua. En el pasado, la compañía impulsó los Mango Fashion Awards, un certamen en el que se premiaba a los jóvenes talentos creadores de moda, que habían contado con la colaboración de personajes tan ilustres como Valentino, Jean Paul Gaultier u Óscar de la Renta. Dicho premio contaba con el apoyo y colaboración de cinco de las escuelas de diseño más prestigiosas del mundo, como la Central Saint Martins School of Art and Design, en Londres; el Institut Français de la Mode, en París; el Instituto Marangoni, en Milán; la Royal Academy of Fine Arts, en Amberes; y la Escola Superior de Disseny, en Barcelona. Sin embargo, en esta nueva etapa de crecimiento de nuestra compañía queremos recuperar la colaboración a largo plazo con el mundo académico. Ejemplo de ello es el acuerdo que hemos firmado el pasado mayo con Parsons School of Design, una de las principales escuelas de moda del mundo, con el objetivo de apoyar durante los próximos cinco años a la nueva generación de líderes globales en el campo del diseño y el retail a través de becas de formación.

CV: ¿Puede ser Mango y el sector de la moda en general, una buena plataforma para el acceso de los jóvenes, y en concreto de los universitarios, al mercado laboral?

PR: Históricamente, el sector de la moda ha sido siempre un gran generador de empleo en todo el mundo. A cierre de 2021, el empleo estimado en la industria textil, de la confección y del calzado en España se incrementó un 9,3%, hasta las 151.400 personas, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), pero no fue suficiente para recuperar los datos previos a la pandemia, cuando se llegó a las 171.800 personas. Las empresas de moda somos grandes motores de economía y empleo y la tendencia sigue al alza. Cada año miles de jóvenes comienzan su carrera profesional en este sector, ya sea en pequeñas y medianas empresas, o bien en grandes empresas como Mango. De hecho, si miramos las clasificaciones, hasta seis empresas del sector de la moda figuran en las 50 primeras posiciones del ranking Talento Universitario, que cada año elabora Merco y que señalan las mejores empresas para trabajar según los universitarios españoles.

CV: ¿Estar en posesión de un título universitario en Mango, o compaginar un empleo en la compañía con la realización de estudios superiores, es un valor añadido a la hora de la promoción y el desarrollo de una carrera profesional en la empresa?

PR: Sí. En Mango creemos en el poder de la moda, pero sobre todo en el de las personas. Nuestro equipo es nuestro mayor logro. Por ello, nos esforzamos en descubrir el mejor talento y en construir un ambiente de trabajo positivo, colaborativo y que fomente el desarrollo profesional de nuestros empleados. En ese sentido, Mango fomenta entre sus empleados la formación con el objetivo de que puedan liderar su desarrollo y crecimiento profesional dentro de la empresa. La compañía ofrece a sus empleados un amplio catálogo de formaciones internas para ayudarles en sus competencias de trabajo habituales en áreas como tecnología, idiomas, liderazgo, gestión de proyectos, customer experience

CV: Mango, como empresa nacional de proyección internacional que tiene unos elevados índices de producción industrial, ¿cuenta con alguna clase de sensibilidad especial de cara a la protección del medio ambiente? ¿De qué forma contribuye a la sostenibilidad?

PR: Mango entiende la sostenibilidad como un camino que debe recorrer la industria de la moda en busca de una sociedad más justa y de la reducción de su impacto en el entorno, ya sea ambiental o social. La compañía organiza su camino hacia la sostenibi­lidad en tres grandes conceptos, que reflejan, a su vez, sus valores como compañía: Committed to the Planet, Committed to the Community y Committed to the Value Chain. Por ejemplo, una de sus líneas de actuación es trabajar ha­cia una colección más sostenible, con diseños con criterios de ecodiseño, priorización de materiales más soste­nibles y procesos de producción de menor impacto ambiental. Durante los últimos años, la com­pañía ha realizado grandes esfuerzos para aumentar el número de prendas con características sostenibles, que en el conjunto de 2021 ya supusieron el 80% de la producción total, muy por encima del 45% de 2020; y a cierre de 2022 el objetivo es que representen el 100%. Asimismo, Mango prevé que el 100% del poliéster utilizado sea reciclado en 2025, año en que el 100% de las fibras celulósicas usadas será de origen controlado y traza­ble; y que el 100% del algodón empleado sea de origen sostenible antes de 2025. En su compromiso con la cadena de valor y la trans­parencia, Mango es la primera gran empresa del sector de la moda en España que publicó la lista de sus fábricas Tier1 y Tier 2 y se ha marcado como objetivo para este año publicar también la lista de fábricas de tercer nivel (Tier 3), relacionadas con proveedores de mate­riales, como tejidos y fornituras. Alineada con el objetivo de reducir el uso del plástico, Mango inició a finales de 2020 un proyecto para sus­tituir las bolsas de plástico de su packaging por otros materiales como bolsas de papel o plástico reciclado, convirtiéndose en la primera gran empresa del sector textil en España en hacerlo. El objetivo de la compañía es eliminar, de manera progresiva y en colaboración con sus proveedores, todas las bolsas de plástico que se utilizan para distribuir los productos a lo largo de la cadena de suministro.

 



X