La acción del ser humano sobre los diferentes ecosistemas provoca un aumento de las enfermedades zoonóticas

 

Texto: Nerea Martínez

Fotografía: Aida Cordero

Fernando Fariñas Guerrero, investigador del Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas-Grupo YNMUN, que participa en el curso Aspectos clínicos de las zoonosis cardiacas y pulmonares en la actualidad, dirigido por la profesora de Medicina y Cirugía Animal de la UCM, Alicia Caro Vadillo, ha señalado que “vamos a seguir viendo un aumento significativo de las enfermedades zoonóticas, en parte por el impacto negativo que está teniendo el ser humano sobre los diferentes ecosistemas y por la globalización, que facilita la transmisión de virus por todas las zonas del mundo”. 

 

El control es un elemento fundamental para establecer las medidas oportunas de prevención, con el fin de que las personas que cuidan de los animales eviten el contagio de enfermedades zoonóticas, que son las que potencialmente contagiables a los humanos, por lo que ese control por parte del veterinario es imprescindible para tener una mayor seguridad en la salud pública general. 

 

No obstante, Fernando Fariñas afirma que hay diferentes agentes infecciosos sobre los que hay que estar en alerta, en su mayoría virus de infección respiratoria. Pero sobre todo preocupa la gripe, que cada ciertos años aparece, se convierte en pandemia y deja un gran número de víctimas, como ya ocurrió con la gripe española. 

 

En este sentido, el investigador señala que “esa gripe es algo que nos preocupa bastante, de hecho nadie se esperaba que hubiera una pandemia mundial, por un coronavirus y sin embargo, en vez de una gripe pandémica, lo que tenemos ahora es una pandemia por un coronavirus que también es potencialmente letal”. 

 



X